Diabetes y salud oral

Diabetes y salud oral

El papel de los odontólogos es crucial en la atención a las personas con diabetes. Principalmente, se recomienda que las personas que padecen esta enfermedad reciban asesoramiento y una breve formación sobre su salud oral.

Es un perfil de riesgo a la hora de contraer una enfermedad periodontal, como por ejemplo la piorrea.

Los científicos han demostrado como ambas enfermedades están claramente correlacionadas. Una diabetes mal controlada se asocia, según los científicos, a una mayor prevalencia y gravedad de la enfermedad periodontal. Además, no llevar el control de la glucosa correctamente debilita el sistema inmunológico del paciente haciéndole más susceptible de sufrir complicaciones en los tratamientos odontológicos, en especial los quirúrgicos. En definitiva, tienen más riesgo de infección y de un proceso lento de cicatrización. De igual modo y de manera inversa, la enfermedad periodontal puede incrementar el riesgo de padecer diabetes.

El tratamiento de las enfermedades de las encías puede mejorar el control de la glucemia (nivel de glucosa en sangre) en pacientes con diabetes. Por tanto, los profesionales odontológicos pueden desempeñar un papel importante en el manejo de los pacientes ya diagnosticados como diabéticos (tratando su enfermedad periodontal) y también ayudando a identificar a otros pacientes con diabetes no diagnosticada o con alto riesgo de desarrollarla.

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies